Saltar al contenido

El callejero de Castiblanco

Muchas de las calles de nuestra localidad tienen el nombre de antiguos vecinos. Con este gesto se pretendió homenajear a personas que en su momento representaron mucho para nuestra vecindad. Empezamos:

PLAZA MEDARDO RUIZ

¿DÓNDE SE ENCUENTRA?

Tomamos la calle Capellanía y accedemos a la calle Guadiana. En dirección a los Huertos encontramos esta pequeña plaza donde podemos encontrar también el busto de Medardo.

¿DÓNDE SE ENCUENTRA?

Es la calle que enlaza con Francisco Siruela y llega hasta la Plaza Rodrigo Martín, donde se ubica el consultorio, el salón cultural y el cuartel de la Guardia Civil. En Google maps la puede encontrar todavía por su antiguo nombre y eso que se cambió en 2006.

SOBRE MEDARDO RUIZ

En 1986 se inauguró la placa en la que además se le reconoce como hijo honorífico de la villa. Falleció en Villanueva de la Serena en 1993.

Nació en Castilblanco el 8 de junio de 1903. Se trata de un periodista y escritor con amplios convencimientos políticos que destacó en el ensayo político extremeño, del que se le considera un referente. Su obra está influenciada por Ortega y Gasset del que se consideraba discípulo. Gran parte de su trayectoria profesional la realizó en el diario ABC.

C/ JULIÁN HONTANILLA

SOBRE JULIÁN HONTANILLA

El investigador y divulgador histórico Julián Hontanilla es un gran referente en nuestro pueblo. Aunque nació en Carrión de Calatrava (Ciudad Real), desde muy pequeño pasaba los meses de verano en Castilblanco.

Sus obras recogen el pasado de nuestra localidad desde que se tiene constancia de su existencia. Entre sus obras destacamos La dehesa de los Guadalupes: Historia de un espacio socio-económico extremeño y Cofradías de las villas de las dehesas de los Guadalupes.

C/ AMBROSIO ERANSUS IRIBARREN

¿DÓNDE SE ENCUENTRA?

Esta calle es una de las más recientes y ocupa la antigua Diputación que parte desde la plaza bordeando hasta llegar a la Iglesia de San Cristóbal.

SOBRE AMBROSIO ERANSUS

Este navarro de nacimiento (1909-1994) ejerció como párroco en el pueblo desde el 1 de octubre de 1940 hasta el 24 de julio de 1955. Don Ambrosio llegó a nuestro pueblo en una situación vulnerable, en la posguerra. Él también fue combatiente y eso perfiló su carácter: no se dejaba pisotear por otros. De carácter abierto y expresivo, Ambrosio defendió el catolicismo a ultranza y también a los vecinos de estas tierras, a quienes, se cuenta, protegió de las amenazas de muerte de Gómez Cantos a los perdedores de la guerra en Castilblanco en 1940.

Don Ambrosio lo desafió así “Si tú eres Teniente Coronel de la Guardia Civil, yo soy Comandante del Requeté y como se te ocurra intentar hacer aquí lo que has hecho en Alía, te busco, te encuentro y te pego un tiro”. Con lo de Alía se refiere al fusilamiento de 30 vecinos. Cuando Ambrosio abandonó las parroquias de Castilblanco, Valdecaballeros y Pantano de Cíjara, miles de feligreses se despidieron de él lanzando vítores de “¡Viva Navarra!”. Actualmente, los restos de Don Ambrosio descansan bajo el suelo de nuestra iglesia en la zona del crucero.

PLAZA DOCTOR SECO

¿DÓNDE SE ENCUENTRA?

Popularmente conocida como la Plazoleta recibe el nombre oficial de Plaza Dr. Seco. En la acera principal se encuentra también el bloque de roca que homenajea su vínculo con la localidad desde 1903 hasta su muerte el 18 de noviembre de 1962.

SOBRE DON MANUEL SECO

Don Manuel Seco Fabré nació en Cabeza del Buey en 1882 y murió en Castilblanco en 1962. Estudió medicina en Madrid y se especializó en cirugía. Discípulo de Ramón y Cajal, se desenvolvía perfectamente en distintos ámbitos de la medicina “lo mismo cura una pulmonía que hace una operación tan limpia como esta”, dijo el doctor Márquez, refiriéndose a la operación de cataratas que le había realizado Seco. El amor y su vocación para con los enfermos le hicieron quedarse en Castilblanco, pese a tener un prolífico futuro en la capital del país. Sobre el terreno se mostró siempre disponible para los enfermos y a sus familias les espetaba lo siguiente “Llamadme, esté yo como esté. Un enfermo no concibe que el médico esté enfermo”, según recoge Medardo Muñiz. Este médico rural fue homenajeado tras su muerte con un monolito en su honor.

ESTATUA A ALEJANDRO CENTENO CALDERÓN, ‘QUECO’

¿DÓNDE SE ENCUENTRA?

Actualmente se encuentra en la entrada del Pabellón Municipal Julián Peralvo, que se sitúa al final del colegio. Se trata de la entrada principal, al lado de la carretera.

SOBRE QUECO

Alejandro Centeno, apodado cariñosamente Queco, es un joven que como otros tantos de su generación disfrutaba del deporte. Cuando falleció en un accidente de moto, sus amigos quisieron homenajear la pasión del joven por el fútbol por lo que el Campeonato de Fútbol Sala habitual de los veranos tomó su nombre y también se realizó una estatua con su imagen. Esta se ha ubicado siempre en el acceso del lugar en el que se realizaban los campeonatos.

Su tía ha seguido vinculada con el pueblo de Castilblanco y desde hace 25 años dona el galardón que se entrega a los ganadores del torneo.

A %d blogueros les gusta esto: